Published On: Sun, Dec 10th, 2017

Proyecto genético de la raza Hereford confirmó que se puede producir mejor

Share This
Tags

Los primeros estudios nacionales de asociación entre eficiencia de conversión –de forraje a carne producida– y emisiones de metano concluyeron que los animales mejores emiten 27% menos gases de efecto invernadero que los ineficientes.
Esto implica que la mejora de eficiencia de conversión no solo tiene beneficios en la ecuación económica de producción, sino que también aportaría a la mitigación de la contaminación atmosférica, incluida en la agenda del país.
Este tema fue destacado en la culminación del proyecto Mejora de la competitividad de la ganadería uruguaya por el desarrollo de herramientas genómicas que mejoren la eficiencia de conversión y la calidad de canal de la raza Hereford, que tuvo lugar en INIA Las Brujas el 28 de noviembre pasado.
La jornada de divulgación, contó con presentaciones técnicas a cargo de investigadoras del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), así como de paneles con integrantes de la cadena cárnica y autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). Y de diversas instituciones que dieron su visión sobre el tema y de la proyección a futuro del proyecto.
El emprendimiento iniciado en 2014 fue liderado por la investigadora de INIA, Elly Navajas, quien contó a El Observador Agropecuario que se hicieron las mediciones de eficiencia de conversión de alimento de animales de la raza Hereford en el campo de Kiyú, en una infraestructura de comederos automáticos, que es única en la región.
Ya hay casi 1.000 animales evaluados provenientes de más de 65 cabañas y establecimientos. Se construyó así una importante base de datos utilizada en investigación y para el desarrollo de herramientas de mejora genética de esta característica de alta importancia económica.
Incremento de rentabilidad
La mejora de la eficiencia de conversión hace al incremento de la rentabilidad de la producción ganadera por la reducción de los costos. A través del uso de animales más eficientes en la conversión de alimento en carne es posible disminuir los costos de alimentación, que representan 70% de los costos totales sin reducir los niveles de producción, explicó la investigadora.
Los datos del proyecto muestran una importante variación entre animales. La diferencia de consumo de alimento entre el tercio más eficiente y el menos eficiente fue de 1,4 kilos de materia seca por día. Esto representa 17% de reducción de gastos, considerando un consumo promedio de casi 9 kilos de materia seca y ganancias de peso de 1,4 kilos.
Las diferencias en eficiencia de conversión no tuvieron efecto desfavorable en el desempeño de novillos Hereford en la invernada a pastoreo ni en la calidad del producto, medida tanto en la canal como en los atributos de la carne.
Seguimiento
Se realizó el seguimiento a campo y posfaena de 233 novillos que contaban con medición de eficiencia de conversión en el posdestete. La comparación de los novillos con baja, media y alta eficiencia mostró que no hay diferencias significativas en la cantidad ni calidad del producto final.
La base de datos generada fue la población de referencia utilizada para la estimación de los EPD (datos genéticos) para esta nueva característica, contando hoy con 1.407 reproductores Hereford con valor genético publicado.
Navajas explicó que estas estimaciones realizadas, en conjunto con la base de datos de Hereford de Canadá, ha permitido poner en marcha la selección genómica y apostar al crecimiento de la población de referencia para incrementar las precisiones.
Desarrollos futuros
Estos son algunos de los logros alcanzados por este proyecto en el que se apostó a la generación de herramientas para el sector productivo y conocimiento para desarrollos futuros, con un valioso equipo de trabajo técnico y de investigación, sostuvo la investigadora.
Dijo que a este proyecto se sumaron otros socios como la Universidad de la República (Udelar), el frigorífico BPU y la Universidad de la Empresa (UDE), entre otros.
Por otra parte, la investigadora sostuvo que las capacidades generadas y la infraestructura disponible en la Central Hereford de Kiyú son puntales de la siguiente fase en la que se profundizará en eficiencia de conversión en invernadas a corral, así como en la recría y reproducción de las hembras, entre otros temas.
Y apostando a una selección genómica con precisiones aún mayores por el crecimiento de la población de referencia.
Incentivo
El presidente de la Sociedad de Criadores de Hereford del Uruguay (SCHU), Javier Aznárez, destacó que “se han cumplido las metas propuestas al inicio de este proyecto, que permitió abrir nuevas líneas de investigación, lo que incentiva para seguir adelante”. Agregó que la gremial de criadores tiene un compromiso histórico con la investigación, con la generación de conocimientos y con el desarrollo de herramientas que sean útiles para la mejora de la toma de decisiones por parte de los productores. Entendió que el deber de la SCHU es brindarle al productor comercial más herramientas para que ellos adopten las que crean más convenientes par
Generación de conocimientos
El presidente del INIA, José Luis Repetto, resaltó los conocimientos generados en este trabajo, vinculados a los aspectos productivos de calidad de la carne, el camino de la intensificación con el animal más eficiente y el cuidado del ambiente. Sobresale en ese sentido la capacidad de predecir en estos temas, a través de las herramientas genéticas que fueron presentadas. Repetto explicó que se trata de una iniciativa que aporta a un país exportador de productos que cada vez van a tener más importancia por su calidad, a través de la eficiencia de producción y también del agregado de valor e información para poder negociarlos mejor. Destacó el grupo de instituciones involucradas en este emprendimiento y felicitó al equipo de investigadores que trabajó en este proyecto, liderado por Elly Navajas.
Además del INIA participaron la gremial Hereford; Instituto Nacional de Carnes; Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable; Asociación Rural del Uruguay; Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca; y la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII).
Un aporte a toda la cadena
El secretario general del Consejo Mundial Hereford, José Bonica, destacó a El Observador Agropecuario la importancia del proyecto que, usando la genómica como herramienta, aporta las mediciones de eficiencia de conversión que impulsa la raza Hereford a toda la cadena cárnica. El criador explicó que se trata de una herramienta que beneficia a la ganadería y eso es una buena noticia, tanto para los criadores Hereford como para los que tienen sistemas de cruzamientos.
Agregó que a los que exportan les permitirá demostrar que este país está preocupado por las emisiones de metano y sobre la huella de carbono. También a los que terminen ganados les hará posible encontrar animales más eficientes y a todos los criadores obtener una mayor carga, una mayor seguridad para la misma cantidad de pasto.
Bonica sostuvo que producto de este proyecto se van a generar herramientas para toda la cadena cárnica, lo que es importante para toda la población del país, considerando los efectos multiplicadores que tiene esta actividad.

About the Author

.