Published On: Wed, Feb 7th, 2018

El pico de la crecida del Río Pilcomayo llegó a Formosa

Share This
Tags

El pico de la crecida del río Pilcomayo llegó a Formosa y en la provincia no hay evacuados, destacó el ministro de Gobierno, Jorge González, quien informó que “se mantienen varios frentes de trabajo con personal de vialidad y de otros organismos del estado, policías, Defensa Civil y otros estamentos”. “A lo largo del año se trabaja en las correderas para la conducción de las aguas y todo el sistema de las defensas”, señaló el funcionario.

“Esto nos permitió proteger a las muchas comunidades del extremo oeste en los departamentos Ramón Lista y Bermejo” donde habitan unas 14.000 personas entre criollos y aborígenes”, puntualizó.
Detalló también que las empresas distribuidoras de agua y energía eléctrica preparaban un centro de evacuados “que -apuntó- esperemos no tener que utilizarlo”.

En la comunidad de Pocitos -informó el ministro- “sus pobladores autorizaron se ocupe una porción de su propiedad para un centro de evacuados ante una potencial relocalización masiva de familias”. González calificó como “valioso” el aporte de los indígenas que colaboran “como monitores”, y dijo que “nos aportan su sapiencia y la que legaron sus ancestros, sumado a que estamos ante un río tan dinámico que modifica la cartografía año a año por las millones de toneladas de sedimento”.

En tanto, en Salta el caudal del río Pilcomayo comenzó a bajar en las últimas horas con lo que la etapa crítica de la inundación comenzó a ceder, aunque aún se ignora el estado de las viviendas dañadas mientras se multiplican los rescates de personas que se enfermaron.

El secretario de Protección Civil de Salta, Néstor Ruiz de los Llanos, destacó que “el caudal del río Pilcomayo comenzó a bajar. Actualmente se encuentra en 6,63 metros, prácticamente a setenta centímetros del pico máximo registrado el fin de semana”.

La crecida que experimentó el río Pilcomayo en el norte salteño a raíz de inusuales lluvias en el sur de Bolivia superó sus niveles históricos y la fuerza del agua arrasó comunidades y parajes de la costa del municipio de Santa Victoria Este, localidad que también resultó afectada.

Esto ocasionó que 8.500 personas fueran alcanzadas por el fenómeno climático, de las cuales casi 3000 están evacuadas y el resto se autoevacuaron a lugares más altos, otros acampan a la vera de la ruta mientras que una cantidad no determinada permanecen aislados.

Varias comunidades asentadas sobre de la costa del río quedaron bajo el agua mientras que la ruta provincial 54, que es el acceso a Santa Victoria Este, permanece cortada, por lo que Vialidad Provincial trabaja intensamente para restablecer el paso.

About the Author

.