Published On: Sat, Feb 10th, 2018

El comercio provincial y una sensación sobre 2018: prender velas y a esperar

Share This
Tags

El 2017 tuvo quizás dos caras para el comercio santafesino. Un primer semestre que arrastró en su inicio el bajo flujo de ventas de 2016 y sirvió para fijar el nuevo horizonte del sector, a partir fundamentalmente de las políticas del gobierno central que se iban volcando a las pymes comerciales y el ámbito de los servicios.

En contrapartida, la segunda mitad del año contó con nuevos parámetros de ventas y consumo en general, principalmente por el empuje de toda la cadena vinculada al agro. El campo resultó determinante para rescatar una buena parte del movimiento en las economías regionales, pero no fue suficiente ni se dio en todas las regiones.

Para repasar el último ejercicio y proyectar un nuevo año, El Litoral consultó a las instituciones que nuclean los centros comerciales y las entidades empresarias en toda la extensión provincial.

Mejoras y algunas dudas

Adrián Schuck, presidente de la Federación de Centros Comerciales de la Provincia (Fececo), resumió que “fue duro el primer semestre de 2017, con muchos y elevados gastos, además de la marcada inflación producto de las tarifas de servicios, que impactaron e impactan aún, los combustibles y las paritarias del sector. Todo esto acompañó la inflación y se hizo difícil para todas la pymes, con complicaciones en varios sectores. Luego mejoró un poco, a partir del segundo semestre. Aparecieron algunas tibias luces de mejoría en toda la actividad provincial”.

“Esto renovó las esperanzas para 2018 -agregó Schuck-. Sin embargo, hay algunas sombras relacionadas con una posible falta de crédito para este año si se suspenden los subsidios de tasas para las pymes. Eso impactaría directo en el comercio, porque es un sector que se maneja mucho con financiamiento para salir de los ahogos y momentos difíciles. Y por cómo se viene desenvolviendo el mercado financiero, durante 2018 las tasas de créditos para las pymes podrían ser elevadas”.

Sin dudas que sería negativo para nosotros, porque nos manejamos mucho con el financiamiento para escapar de los momentos que no son tan buenos y, con esa herramienta, tratamos de evolucionar y mantener la fuente laboral. Los empleados son los últimos fusibles de la cadena, siempre fue así, además, comercio y servicios es el sector que más empleo privado genera en la provincia y el país.

Respecto de las perspectivas para el sector, el titular de Fececo indicó: “Este año se plantea con algunas dudas. Incluso diciembre no fue tan bueno como otros años. Si bien en la sumatoria del año el consumo creció 1,1%, esto se dio porque hay algunos sectores vinculados con la construcción que han crecido considerablemente y eso ayudó. En el caso del rubro alimenticio, en general hubo una baja en el consumo del 1%, así que también dejamos encendida una luz de alerta para lo que viene”.

Nuevo escenario

Para Beltrán López, presidente de la Asociación de Entidades Empresarias del Sur Santafesino (Adeessa), las expectativas también son moderadas, aunque dice el dirigente sostiene: “En las instituciones siempre somos optimistas, sin la necesidad de darse la cabeza contra la pared. Pero las ganas de trabajar las tenemos intactas”.

López repasó que “en 2017 hablamos de mejoras y eso ya es bueno. Al 2018 también lo vemos con la posibilidad de estar un poco mejor, con menos inflación, con una mejor planificación, con la ilusión de que las tasas de créditos bajen, así como muchos otros puntos que atañen a nuestra actividad”.

Adeessa nuclea la actividad de más de 30 centros comerciales del sur santafesino. Dice su presidente: “Tenemos como motivos existenciales, desde los inicios, el fortalecimiento de estas entidades. Contamos con una red global de servicios, así la denominamos, para de algún modo brindar ayuda y fomentar el desarrollo de cada centro comercial y económico tanto para que surjan como para que se mantengan en sus actividades. Esa es una tarea que nos demanda mucho empeño”.

Otro rol, comenta el dirigente, es “participar activamente de la mesa productiva provincial. El gobierno convocó a distintas mesas de análisis y, en la de comercio, están Fececo, Adeessa, la Asociación Empresaria y la Federación Gremial, ambas de Rosario. Allí tuvimos una fuerte participación y las decisiones se tomaron tras el Consenso Fiscal establecido entre la Nación y las provincias. Durante 2018 y 2019 no habrá incrementos en las alícuotas de ingresos brutos, incluso se producirá la reducción de otros impuestos que nos parecen importantes. Esto generó mucho trabajo previo, con varias semanas de análisis y proyecciones, pero que al final nos parece que tuvo resultados positivos para el sector”.

About the Author

.