Published On: Tue, Mar 6th, 2018

Sancor llegó a un acuerdo por sus deudas con quitas entre 40% y 50%

Share This
Tags

La cooperativa láctea Sancor tomó durante la semana pasada sus pasos más recientes en el camino de ordenar su situación interna y lograr aumentar su atractivo dentro del marco de su negociación con la lechera neozelandesa Fonterra, que podría concretarse a fines de marzo o en abril de este año.

El viernes, en un comunicado a los asociados, la lechera informó que se habían logrado avances en el frente de su reestructuración, específicamente llevando a cabo un “Acuerdo Preventivo Extrajudicial” para avanzar en la refinanciación de la deuda que mantiene con sus acreedores. Si bien los valores nominales tanto de la deuda reestructurada como de la pendiente, se estima que la deuda total entre lo debido a acreedores y a organismos como AFIP sería de $5.000 millones.
En enero se calculaba que el importe de los cheques devueltos llegaba a más de $1.000 millones, y los 1900 acreedores que dieron el visto bueno al APE tiene un crédito total a su favor por $1.500 millones

Un factor de la reestructuración que se dió a conocer fue que las deudas a junio del año pasado que sean de un valor menor o igual a $ 150.000 serían pagadas en su totalidad. Mientras tanto, el remanente los acreedores aceptarían liquidaciones por 40% del monto, con lo cual para una deuda de $ 300.000 o $ 500.000, hay una quita nominal del 30% y 42% respectivamente, y eso asciende al 50% o más en caso de sumas adeudadas superiores a $ 900.000.

Durante el año pasado, varios jugadores externos circulaban como potenciales interesados en adquirir activos de la firma argentina. La venta a Fonterra, anticipada desde fines del año pasado, armaría una nueva compañía donde el grupo neozelandes tendría entre un 80% y un 90% de participación en la lechera argentina, y la cooperativa de tamberos el resto del paquete accionario.

Reestructuración

La reestructuración de la deuda que mantiene Sancor sigue la línea del plan oficial de la complicada cooperativa lechera que presentó en su último balance un déficit de $2.700 millones. En los últimos, también implementó un plan de retiros voluntarios para unos 500 empleados.

En enero pasado, la empresa vendió un 50% de una planta de proteína de suero en Córdoba por unos US$35 millones al grupo sueco-danés Arla Foods, que ya tenía el otro 50%. Hace unos días, el grupo español Alaisa adquirió una planta de maduración de quesos de la cooperativa en Brinkmann, Córdoba. Además, hace un mes una cooperativa de tamberos compró otra planta cordobesa de la firma, en este caso en Coronel Moldes.

About the Author

.