Published On: Mon, Mar 12th, 2018

Los Palmeras convocaron a una multitud en el Obelisco

Share This
Tags

En un marco imponente de casi 120 mil personas se desarrolló el recital de Los Palmeras con el emblemático emplazamiento del Obelisco como telón de fondo. Durante el recital ofrecido ayer en Buenos Aires se pusieron sobre el escenario muchas cosas: no solamente la música o la identidad de la cumbia santafesina, sino también la unidad que produce la orquesta para un amplio sector del público. Como estaba pautado, el show comenzó puntualmente a las 19, y rápidamente el escenario ubicado en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Roque Sáenz Peña (Diagonal Norte) albergó a los 60 músicos de la Filarmónica, al Coro de Santa Fe y a Los Palmeras, una referencia innegable de la cumbia de la provincia y, casi, de la identidad de los argentinos.

El show empezó con “La suavecita”, un tema muy reconocido del grupo, y eso desató la comunión inmediata entre el público y los músicos, y continuó con temas como “La primera vez”, “Diferencias” y “Bombón asesino”.

Esa comunión se sintió muy claramente en el público y mostró que quienes vienen a ver a Los Palmeras son personas de sectores populares, medios y acomodados, que provienen de otras localidades y hasta de otras provincias.
En representación de la delegación santafesina estuvo el gobernador Miguel Lifschitz y la ministra de Innovación y Cultura, María de los Angeles González, junto a una numerosa comitiva no solamente de funcionarios, sino también de técnicos, músicos y periodistas.

Entre las figuras reconocidas que fueron invitadas al recital estuvo Nery Pumpido, futbolista muy ligado al club Unión de Santa Fe, y que fue ovacionado cuando se lo nombró.

La fecha de nacimiento de quizás la más legendaria agrupación de la cumbia santafesina es de 1972 y de allí se pueden contar 40 discos, dos premios Gardel (2008 y 2017) y el Konex de Platino (2015), y miles y miles de conciertos y kilómetros recorridos. Su estilo está consolidado no solamente en las letras románticas, propias del género, sino en las bases de acordeón a piano tan características de sus éxitos. Por caso, la introducción de “Bombón asesino” es de pleno reconocimiento popular.

About the Author

.