Published On: Fri, Apr 6th, 2018

Cargill suspendió a sus empleados sin goce de haberes

Share This
Tags

Cargill impidió ayer el ingreso de los trabajadores en su planta aceitera de Villa Gobernador Gálvez alegando que “no están dadas las condiciones necesarias de seguridad física de las personas, equipos, instalaciones y procesos”. En clara represalia por las medidas de fuerza que llevaron los obreros en reclamo de la reincorporación de 33 compañeros despedidos, la firma suspendió las operaciones en esa terminal y la prestación laboral “sin goce de haberes”, como mínimo hasta el próximo 10 de abril.

El sindicato aceitero de Rosario denuncio que la multinacional dispuso un lock out patronal, que también incluyó a sus instalaciones de Bahía Blanca, con el intento de disciplinar a sus trabajadores. Hace 20 días los operarios mantienen un acampe en las puertas de la firma ubicada al sur de Rosario.

Los empleados que llegaban ayer a la planta de VGG para ingresar en el turno de las 6 se encontraron con varios carteles escritos a mano a través de los que se comunicaba la novedad. Una maniobra que el gremio denunció como ilegal. La federación nacional de trabajadores del complejo oleaginoso advirtió que hace responsable “en forma exclusiva a la patronal de cualquier daño, perjuicio o consecuencia que su irresponsable accionar pueda provocar en la salud y vida de los trabajadores y en las instalaciones de la planta”.

Además, subrayó que la decisión de parar la producción “no obedece a una razón productiva, sino a una maniobra empresaria en represalia del accionar sindical, que se inscribe en la constante persecución a los representantes sindicales”.

El acampe en la puerta de Cargill se constituyó en un espacio de resistencia de los trabajadores nucleados en el Sindicato de Obreros Aceiteros de Rosario (Soear) y recibió el respaldo de numerosos dirigentes políticos, gremiales y sociales. Ayer estuvo presente el diputado nacional y dirigente del PTS-Frente de Izquierda, Nicolás del Caño. “La planta está militarizada, esto es un lock out patronal y es ilegal”, declaró el legislador, quien consideró que “el gobierno provincial debe intervenir inmediatamente, y el gobierno nacional tiene que dejar de avalar el accionar ilegal de esta multinacional yanqui”.

Por su parte, el diputado del Frente Progresista Luis Contigiani repudió “el accionar patoteril de esta multinacional, avalado por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Jorge Triaca, más que funcionario nacional parece representante de la firma”, agregó.

“Hace dos días el presidente firmó un decreto que permite a las exportadoras de granos subirse al esquema de baja de las retenciones. Es decir, le habilitan a comprar la soja al productor con una retención, por ejemplo del 28 por ciento, descontándole ese porcentaje. Y liquidando después, cuando efectivamente se exporta esa soja, con la retención en ese momento vigente. Es decir, se le descuenta al productor, luego hay una diferencia porcentual en el precio al que se vende el grano por la baja planificada de medio punto por mes. Pero esa mejora en el precio no le queda al Estado ni al chacarero, sino a la multinacional. En ese contexto, determinan despidos, hacen un lock out patronal y persiguen la actividad gremial”, denunció el ex ministro de Producción de Santa Fe y actual diputado nacional.

About the Author

.