Published On: Tue, Oct 9th, 2018

Alerta en Diamante por la inminente caída de la barranca en barrio Urquiza

Share This
Tags

Hay alerta en Diamante ante el inminente derrumbe de la barranca en barrio Urquiza, en la zona en la que se sitúa la popular estatua del Cristo Pescador y está emplazado el centro asistencial San Roque. Ante esta situación, las autoridades municipales declararon la Emergencia Habitacional e informaron a los vecinos que deben evacuar la zona mientras trabajan con integrantes de Defensa Civil para asegurar el lugar.
La secretaria de Acción Social, Marta Grancelli, confirmó que el domingo por la tarde notificaron por escrito a los habitantes del lugar que residen en la zona más crítica, acompañados por miembros de Defensa Civil junto a una escribana pública.
“Son tres las familias que respondieron al pedido de evacuación, trasladándose a casas de familiares. El resto de los residentes de la zona no quisieron salir del lugar”, dijo la funcionaria. No obstante se sumaron otras familias ayer que tomaron la decisión de alojarse en casas de parientes o vecinos ante el alerta emitido por el municipio tras agravarse el peligro el sábado a la madrugada con nuevos movimientos de suelo.
El intendente, Lénico Aranda, calificó la situación como “alarmante” y ayer comentó a UNO que solicitaron a la comunidad que dejen libre las arterias para el trabajo de las fuerzas de seguridad e instaron a que nadie se acerque a la zona. “Estamos trabajando coordinadamente con las distintas instituciones. Estamos participando desde la Municipalidad junto con la colaboración de la Departamental de Escuela, la Policía de Entre Ríos, personal de Prefectura y del Parque Nacional, los Bomberos Zapadores, además de quienes integran el área de Defensa Civil”, dijo, y señaló que ya conformaron un comité de crisis: “Formamos un comando que funciona en el Cuartel de los Bomberos y será el brazo ejecutor en caso de un siniestro. Desde ahí se van a tomar todas las decisiones cuando se efectúe el derrumbe”.
“Se determinó cortar las calles aledañas y realizar un relevamiento de vehículos para saber cuántos tiene la Policía y los demás organismos que están actuando por si hay que afectarlos al lugar. La municipalidad y Prefectura ya pusieron a disposición los suyos en caso de que haya que intervenir en el lugar, y el nuevo director del hospital San José, Gastón Marchetti, tomó cartas en el asunto y habló a las unidades que están cerca por si hay que realizar traslados en ambulancias. Nos preparamos para lo peor”, dijo el presidente municipal, visiblemente preocupado por la situación, habida cuenta de que todavía hay muchas familias que permanecen en sus casas sin tomar medidas.
Al respecto, Aranda, recalcó: “Nosotros ya hace 25 a 30 días que estamos haciendo un relevamiento y ni bien tuvimos el informe de los geólogos que dieron cuenta de la fractura de la barranca lo informamos. Pero hubo mucha gente que no lo tomó en serio”.
“Como intendente, en todo momento comuniqué que existe un riesgo de vida en ese lugar del barrio Urquiza, en la zona del centro asistencial San Roque y del Cristo Pescador. Ahora los vecinos lo están comprobando y están entrando en razón. Tienen miedo a perder la vida y todo los bienes que lograron trabajando, pero hay familias que ya se autoevacuaron a viviendas de amigos o familiares”, sostuvo el mandatario. Asimismo, subrayó que según el relevamiento que realizaron, en el sector afectado permanecían hasta ayer 50 personas mayores y 45 menores, aunque aclaró: “Pueden aparecer más, porque hay quienes trabajan en la isla o en otros lugares, y estamos contemplando también esta posibilidad”.
“Ya hemos pasado un informe al gobierno de la Provincia, y puntualmente al Ministerio de Desarrollo Social, y también hemos notificado a la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley”, refirió el intendente.
Por otra parte, recordó que la Municipalidad ofreció a los damnificados “un lugar provisorio y seguro” para todos los grupos familiares que deban trasladarse mientras dure el estado de emergencia: “Les ofrecimos una alternativa y dispusimos de una escuela para que se puedan alojar”, explicó. “En caso de no aceptar el pedido y de permanecer en su lugar de residencia, será usted el único responsable de los daños y/o pérdidas de vida que pueda sufrir”, señala el texto que fue entregado el fin de semana a cada uno de los moradores del barrio, expuestos a un gran peligro tras los movimientos de suelo que generó sobre todo la marcada bajante del río Paraná.

About the Author

.