Published On: Sun, Oct 14th, 2018

Mononucleosis infecciosa: estos son los síntomas a los que estar atento

Share This
Tags

Por Stella Maris Cuevas, ottorrinolaringóloga y presidente Asociación ORL de la ciudad de Buenos Aires (MN 81701
).

La mononucleosis infecciosa se trata de una enfermedad contagiosa producida por el virus de la familia del herpes, que se conoce con el nombre de Epstein–Barr (EBV). Recibe esta denominación por sus descubridores y es común en adolescentes y adultos jóvenes (edad comprendida aproximadamente entre los 14 y 25 años).
La transmisión del virus es a través de la saliva, por eso es conocida con el nombre de “enfermedad del beso” y ocurre generalmente durante la fase aguda y también posteriormente a este período. El contagio se produce por un tiempo prolongado, durando algunos meses, hasta 18, incluso después de la resolución de los síntomas. De esta manera se pueden contagiar aquellas personas con las que se mantenga algún vínculo íntimo.

El virus de Epstein–Barr es transmitido de persona a persona, por la saliva, tos, catarro o a través de utensilios que se comparten como, por ejemplo, vasos o cubiertos. Por eso se sugiere como recomendación el uso personal de los mismos.
Se puede afirmar que se trata de una patología de alta frecuencia y que casi todos los adultos la han padecido. Puede que no se han dado cuenta y haya pasado la enfermedad desapercibida porque quizá la síntomatología era muy leve.

Esta enfermedad deja Inmunidad después de padecerla, por lo que es rarísimo volver a contraerla en una segunda oportunidad. Sí es posible la portación del virus Epstein–Barr sin síntomas y estaríamos frente a un portador sano en tal caso.
Síntomas de la Mononucleosis

Aparecen a los días o semanas posterior al contagio, por lo que es una gran simuladora, y si no se piensa en esta enfermedad puede pasar sin hacerse un diagnóstico de certeza.

Generalmente los síntomas son inespecíficos y el enfermo solamente puede referir cansancio y/o agotamiento, apareciendo luego fiebre, dolor de garganta con intensidad variable y se puede observar y palpar ante el exámen físico la presencia de ganglios linfáticos inflamados, en especial los del cuello, pero pueden estar en todo el cuerpo.

Puede presentarse también con molestia abdominal y al realizar la palpación se encuentran el hígado y el bazo aumentados de tamaño, se llama esplenomegalia.
A veces el tamaño es tan grande que se puede palpar hasta debajo de las costillas a la izquierda del abdomen.
Por eso es que se le pide al enfermo no realizar ningún tipo de esfuerzo. Se le sugiere evitar la práctica deportiva y cualquier tipo de actividad física. Cualquier traumatismo podría producir la ruptura de estos órganos.

Generalmente los síntomas desaparecen alrededor de los 15 días pero algunas veces el cansancio persiste por lo que se debe imprescindiblemente cumplir con reposo para evitar posibles complicaciones, que en el caso de aparecer son muy graves. Entre ellas:

– Encefalitis.

– Anemia hemolítica.

– Neumonía.
¿Cuándo se debe sospechar que se padece?

– Fiebre alta.

– Angina.- Inflamación de ganglios.

– Decaimiento general.

– Cansancio.

– Dolor de abdomen.

La mononucleosis se trata de un cuadro de etiología viral por lo que no debe administrarse antibióticos. El tratamiento es sintomático. Es una enfermedad que aparece generalmente en primavera y puede comenzar con un beso.

About the Author

.