Published On: Tue, Oct 30th, 2018

Exportadores locales ven con “expectativa favorable” a Bolsonaro

Share This
Tags

“La Argentina no es una prioridad; el Mercosur tampoco es una prioridad”, afirmó en las últimas horas el futuro ministro de Hacienda de Jair Bolsonaro, Paulo Guede. Las declaraciones del hombre que manejará los destinos de la economía de Brasil en los próximos años, que apunta más a un tipo de comercio bilateral, han generado cierta incertidumbre y precupación en empresarios argentinos. En ese contexto, desde la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe, prefirieron la cautela.

En diálogo con UNO Santa Fe, el presidente de la entidad, Gabriel Culzoni sostuvo que aún es prematuro analizar qué es lo que puede pasar concretamente con el Mercosur, más allá de que los indicios no sean los mejores y también planteó dudas respecto de las posibilidades de Bolsonaro de implementar todo lo propuesto en campaña teniendo minoría en el Congreso. Sin embargo, se mostró optimista respecto de lo que podría significar para la provincia un futuro crecimiento económico de Brasil.

—¿Qué evalúan desde la Cámara ahora ya definida la elección de un presidente que se define como liberal en materia económica?

—Nosotros por el lado positivo que si efectivamente, Bolsonaro hace crecer mucho a Brasil va a repercutir favorablemente en la actividad de Argentina. Respecto a los indicios que hay de que él es partidario de negociar país por país, lo cuál sería desfavorable para el Mercosur, nosotros creemos que hay que esperar. Primero, Bolsonaro recién asume en enero, y en segundo lugar, hay que tener en cuenta hay que tener en cuenta que tiene 52 diputados sobre 513, con cual modificar las normativas da lugar a procesos que siempre pueden atemperarse y no ser tan terribles como los vemos a lo mejor en este momento. De manera que nuestra postura es de prudencia y la expectativa en general es favorable, con esas objeciones que acabo de manifestar.

—El futuro ministro de economía acaba de declarar que el Mercosur no va a ser una prioridad. Más allá del Mercosur, ¿puede igualmente ser favorable para el país el crecimiento de la economía brasilera?

—Si Brasil crece la situación es favorable. Una cosa es lo que se dice en campaña y otra es lo que pasa ya cuando entramos en el terreno de las ejecuciones. De manera que, nosotros creemos que la elección de ayer se ha producido también no solo por la adhesión que tiene Bolsonaro, sino por un cierto sentimiento anti PT. O sea hay un cierto resentimiento en la población de Brasil contra todo lo que hemos venido viendo en este último tiempo. Nosotros esperamos que la actitud de Bolsonaro, incluso respecto al Mercosur se modere. Los indicios que hay ahora no son favorables, pero es prematuro para hablar, esperemos que haya un poco más de información. Leer prolijamente la plataforma de él en materia de comercio exterior y después avanzar sobre este tema.

—¿Qué representa Brasil hoy para el comercio exterior de la provincia?

—No lo tengo con precisión pero representa una participación importante. Es uno de los principales mercados, y si no es el primero, es el segundo o el tercero. El hecho de la vecindad que ahorra los costos logísticos aumenta la importancia de Brasil para con la provincia de Santa Fe y con la Argentina. Efectivamente, está entre los primeros dos o tres mercados que tenemos que ver.

—Independientemente de las expresiones previas, ¿piensan que esa situación se va a mantener o fortalecer en los próximos años?

—No nos olvidemos que tenemos a Dante Sica en el ministerio de Producción, que es un ministro capaz que está tomando medidas concretas para generar exportación pyme. O sea si hacemos bien los deberes, más allá de algún altibajo, nuestra situación para con Brasil va a mejorar, no pensamos que vaya a empeorar si hacemos nuestra parte.

—Definido el escenario en Brasil, y este pedido de Macri apenas conocidos los resultados para trabajar en conjunto, ¿piensa que va a terminar favoreciendo a la Argentina?

—Es demasiado pronto para decir eso, lo que sí creo es el camino adecuado y que el gobierno nacional está haciendo lo adecuado. No podemos arrancar rompiendo, debemos tratar de arrancar armonizando y luego negociaremos las dificultades que surjan. Pero, un Brasil en crecimiento, si es que Bolsonaro lo logra, tiene que favorecernos a los exportadores argentinos.
—¿Cómo ha sido este año para los exportadores santafesinos?

—Uno podría hacer una evaluación optimista si dice que el desbalance del comercio exterior se ha ido corrigiendo. El déficit se ha ido achicando. Pero la verdad es que el déficit se ha ido achicando por una disminución de las importaciones sustancial y lo que es más grave es que han caído las exportaciones en 40% en bienes de capital. No obstante, esta situación que consideramos negativa, hay que reconocer que hay sectores de la economía como el frigorífico, o el citrícola que han sido beneficiados por este dólar alto y que debemos aprovechar esta luz todas las demás industrias en lo que esté a nuestro alcance para tratar de ir creando planes exportadores con el apoyo fuerte que está dando el Ministerio de la Producción.

About the Author

.