Published On: Sat, Nov 10th, 2018

Se suspendió la primera final

Share This
Tags

Roberto Tobar, el árbitro de la primera final de la Copa Libertadores, entre Boca y River, decidió suspender el duelo por la lluvia caída sobre el estadio de La Bombonera. El estado en que quedó el césped del estadio para jugar el partido fue determinante para la decisión que tomó el chileno.

Cuando el árbitro saltó al campo de juego para comprobar el estado, la lluvia no había cesado en ningún momento. De hecho, cuando Tobar intentó hacer rodar el balón este no rodaba y las condiciones no estaban dadas para que se pueda ofrecer un buen espectáculo. El primero en hacerlo oficial fue el presidente del Xeneize, Daniel Angelici, a FOX. “Sí, se suspendió”, dijo.

Luego fue el turno de la Confederación Sudamericana de Fútbol, quien a través de su cuenta oficial de Twitter confirmó: “Se suspendió la gran final de la #CONMEBOLLibertadores entre @BocaJrsOficial y @CARPoficial por las fuertes lluvias en Buenos Aires”. Y luego agregó: “Por motivos de fuerza mayor el partido queda suspendido para mañana, domingo 11 de noviembre a las 16:00 h”.

Cabe recordar que en la primeras horas de la mañana, Fred Nantes, Director de Competiciones CONMEBOL afirmaba: “Está todo dentro de lo planeado, el partido no se va a suspender. No sufre ninguna modificación. Fueron lluvias muy fuertes pero el campo drenó muy bien. El partido se va a jugar. Soy el delegado del partidos, vamos a evaluar si los equipos pueden calentar en el campo antes del partido”.

Además, Fernando Jáuregui, intendente de La Bombonera decía: “La cancha va a estar pesada pero el campo está impecable. El agua que hay se puede sacar rápidamente y el drenaje está muy bien. Los jugadores no harán el calentamiento en el campo para no lastimarlo antes del partido”. Sin embargo, la lluvia no cesó, por lo que Tobar y Conmebol decidieron dar por suspendido el duelo.

About the Author

.