Published On: Wed, May 22nd, 2019

“Me mudo de Sauce Viejo, me voy a Santa Fe, me da miedo quedarme”

Share This
Tags

Mayo fue un mes marcado por la inseguridad en Sauce Viejo. Primero sucedió el tiroteo en frente de la escuela Eva Perón en el barrio Adelina –en donde se van a colocar vinilos blindados- y, días antes, se oyeron una decena de disparos en las inmediaciones de la calle 4, entre las calles 17 y 19, que dejaron un detenido.

Ahora se sumó la confesión de Gabriel Lefevre (53 años), que gerencia un comedor de pescado y que fue víctima de un robo en la puerta de su casa, pasada la medianoche del 9 de mayo. “Mañana me estoy mudando, me estoy yendo a vivir a Santa Fe porque nos da miedo todo el día estar en la casa, entrar, salir. El fin de semana no vine a trabajar. En los últimos 4 o 5 años se ha puesto de terror”, contó en una entrevista exclusiva con Aire de Santa Fe.

El comerciante reconoció que no había hablado antes de lo sucedido por miedo.“Todavía hoy nos dura el miedo. Ha sido algo terrible. Fue la primera vez que me pasa”, dijo.Según su relato, esa noche, pasadas las doce, salió de su comercio ubicado en barrio Arenera y al bajar de su camioneta en la puerta de su casa fue sorprendido por un hombre que lo apuntó con un revólver y le robó la recaudación que Gabriel llevaba encima.

Según la descripción de la víctima, el ladrón tenía aproximadamente unos 20 años. Segundos después – que para Gabriel fueron eternos- lo sorprendió otro sujeto que lo apuntó por la espalda, a la altura de las costillas. “Era más chico, habrá tenido 15 o 16 años”, detalló.

Los delincuentes le pidieron que ingresara al domicilio. “Me negué porque adentro estaban mi señora y mi hija”, continuó relatando el comerciante y agregó que ellas vieron todo por la ventana.

“Vi la muerte delante mío, es algo que no me lo puedo sacar de la cabeza”, dijo. Y contó que tras haberse resistido a abrir las puertas de su casa, los delincuentes huyeron. “Todo esto dura 15 o 20 segundos pero parece una vida”, reflexionó.

Gabriel detalló además que los asaltantes se fugaron en un auto que los esperaba en la esquina para luego dirigirse hacia el lado de Santa Fe.

“Tengo que reconocer el accionar de la Policía. Mi hija en el ataque de nervios, en el ver todo esto llama al 911 y habrán demorado tres o cuatro minutos. Realmente vinieron muy rápido. El patrullero venía de la zona de Santa Fe. Pero bueno, siempre es tarde. No sé de quién es la culpa, si de la Policía, de los jueces, del presidente comunal”, dijo para el móvil de Aire de Santa Fe.

“Uno es un laburante, estas todo el día luchándola. Tengo un comercio del cual dependen 15 o 20 familias y realmente te van cansando, no te dan ganas de seguir”, sentenció. Y agregó que junto a su familia decidieron mudarse a un departamento en Santa Fe porque no logran superar el mal momento vivido.

Finalmente pidió a las autoridades “que hagan algo, que se reúnan y que el que tiene que tomar las decisiones las tome porque no se puede vivir más así”.

Fuente: Aire de Santa Fe

About the Author

.