Published On: Thu, Mar 26th, 2020

Misionero salesiano es el primer obispo en fallecer por coronavirus

Share This
Tags

Un obispo de origen italiano que realizaba su labor misionera en Etiopía, es el primer prelado católico que se sabe ha fallecido por la pandemia mundial del coronavirus. Murió el 25 de marzo.

Mons. Angelo Moreschi de 67 años, dirigía el Vicariato Apostólico de Gambella (Etiopía), una región misionera de 25 mil católicos en la parte occidental del país. Murió el miércoles en la ciudad italiana de Brescia, en la región de Lombardía, que se ha convertido en el epicentro europeo de la pandemia del COVID-19.

Miembro de la orden religiosa salesiana de Don Bosco, Mons. Moreschi fue misionero en Etiopía desde 1991 y fue ordenado obispo en enero de 2010.

“La comunidad salesiana llora la muerte del Vicario Apostólico de Gambella (Etiopía), Mons. Angelo Moreschi, SDB, quien murió hoy, 25 de marzo, en Brescia (Italia) debido al coronavirus”, lamentaron los salesianos de Don Bosco en un comunicado emitido a través de la oficina de información de la orden.

El secretario general de la conferencia de los obispos de Etiopía anunció la noticia y envió “profundas condolencias al clero, la familia religiosa y desconsolada y los fieles laicos en el Vicariato Apostólico de Gambella”.

Además expresaron a los fieles la “cercanía y oraciones de los miembros de la Conferencia de Obispos Católicos de Etiopía y de toda la Iglesia Católica en Etiopía. Que su alma descanse en paz”.

Mons. Moreschi fue reconocido en Etiopía por su ministerio pastoral al servicio de los jóvenes y los pobres. En el dialecto local se le dio el título de “Abba”, que significa “Padre”.

“En su misión como prefecto y luego como vicario apostólico, continuó encarnando el enfoque salesiano en ayudar a los niños, acompañándolos con su espíritu práctico y su fuerte celo apostólico”, declararon los salesianos de Don Bosco.

“En sus visitas a las aldeas, todavía recuerdan cuando el salesiano llegó en un SUV maltratado, o en una lancha a motor en las aldeas a lo largo del río Baro cuando las carreteras se inundaron, e inmediatamente comenzó a distribuir galletas multivitamínicas a niños desnutridos”, agregaron.

Los salesianos resaltaron que Mons. Moreschi murió “después de servir a los jóvenes, los pobres y su rebaño de almas como salesiano durante 46 años, como sacerdote por 38 y como obispo por más de 10”.

Más de 60 sacerdotes han muerto en la actual pandemia de coronavirus, que se ha cobrado más de 21.000 vidas en todo el mundo. Varios obispos han contraído el virus en varios países.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

About the Author

.