Published On: Wed, Oct 28th, 2020

La industria lidera el camino de la reactivación en la economía local

Share This
Tags

Con una suba interanual del 7 por ciento en agosto, la industria lidera la lenta y heterogénea recuperación que la economía de Rosario viene experimentando desde mayo. El resto de los sectores, como la construcción, los servicios privados y el comercio, mantienen bajas en relación al año anterior, aunque con matices hacia el interior de cada rubro. La actividad en general cayó 8,3 por ciento respecto del mismo mes del año pasado y repuntó 1,1 por ciento desde julio.

Los datos se desprenden del último informe del Indicador Mensual de Facturación que elabora la Secretaría de Desarrollo Económico de la Municipalidad en base a las declaraciones juradas presentadas mensualmente por los contribuyentes del Régimen General del Derecho de Registro e Inspección (Drei).

Estos números siguen mostrando una retracción de la actividad local por efecto de la pandemia, aunque a un ritmo mucho menor _más de tres puntos porcentuales_ que de la actividad económica a nivel nacional (-11,6 por ciento). Aunque aún no puede hablarse de un cambio de ciclo, los datos dan cuenta una desaceleración de las profundas caídas registradas en los primeros meses de la pandemia. En algunos rubros hay, incluso, subas interanuales.

Mes a mes, la actividad económica de Rosario viene aumentando desde mayo. En ese mes y en junio se registraron los saltos más altos, de 20,47 por ciento y 13,41 por ciento. Fue la consecuencia de la rápida reacción de la facturación a la lenta apertura de actividades tras un período de cuarentena estricta. Luego, el ritmo de subas se amesetó. En julio y agosto las subas fueron apenas por encima del 1 por ciento. Así, la evolución de la economía local se muestra hasta ahora como la de una raíz cuadrada.

El comportamiento acumulado enero-agosto de 2020 aún es negativo: arrojó una caída de 12,4 por ciento respecto al mismo período del año 2019, en línea con la evolución nacional.

En el desagregado por sectores, la facturación local de agosto en forma interanual muestra una fuerte caída de la construcción (-48,24 por ciento), seguido por los servicios privados (-20,9 por ciento). En este último punto se destaca la baja en alojamiento y servicios de comida (-61,2 por ciento), debido a que actividades como la hotelería es uno de los pocos aún sin actividad por efecto de la pandemia.

El comercio, el rubro de mayor ponderación en la medición, porque concentra el 45 por ciento de la facturación local, mostró una leve baja interanual en agosto, del 0,93 por ciento. El comercio minorista retrocedió 3,6 por ciento, pero el mayorista subió 1,2 por ciento y la venta, mantenimiento y reparación de vehículos, subió 1 por ciento.

La industria manufacturera, que participa con el 23 por ciento de la facturación local, salvó la ropa”. Este sector volvió a mostrar en agosto una suba interanual, que alcanzó el 7,72 por ciento. A su interior, se destaca el segmento de metales, productos de metal y maquinaria (18,8 por ciento), la fabricación de componentes eléctricos (7 por ciento); vehículos y equipos de transporte (6 por ciento); petróleo y productos químicos, caucho y plásticos (4 por ciento).

About the Author

.